En el Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef) se realza la exposición de trajes antiguos que datan de 1830, además de las danzas modernas como la morenada y diablada. La muestra se denomina “Bordados, las quillcas del cuerpo y del alma” y permanecerá hasta finales de marzo, el ingreso es gratuito.

“La exposición se creó con la iniciativa de mostrar cómo la sociedad va reapropiándose de técnicas, en este caso del bordado”, dijo Vanesa Calvimontes, responsable de Relaciones Públicas producción audiovisual.

En la sala se muestra la cadena operatoria del bordado, donde están los elementos que se utilizan, en esa oportunidad colaboró el maestro Jorge Quisberth.

La exposición también enseña desde el nacimiento de los bordados, los cuales nacen en un convento como una especie de adorno pero con el tiempo esa técnica fue expandiéndose con el resto de la sociedad y después llegó a los bailarines. Todo esto se puede ver en una primera sala.

En la segunda sala se evidencian coquetos trajes de diablos y morenos, los cuales datan de 1830 y también existen otros modernos. Los trajes antiguos tienen cierta cantidad de oro y plato en los bordados, actualmente eso fue reemplazado por la pedrería.

“La exposición muestra la apropiación de la técnica del bordado y los trajes”, sostuvo Calvimontes.

Fuente: El Diario