La digitalización de los servicios financieros avanzan en el mundo, y en Bolivia también, y por ello las inversiones en esta materia se reflejan en la oferta de productos y en la atención a clientes, y los datos son la base para que el banco pueda conocer más a las personas y saber qué requiere, según se puede recoger de dos seminarios importantes realizados en la ciudad de La Paz, como “El Banco Inteligente: El futuro de hoy”, organizado por Actualisap Consultores Bolivia, y el Foro Banca Digital, Ciberseguridad y Regulación, organizado por Asoban.

El desafío está para las entidades reguladoras, y en el país el presidente de la Asociación Nacional de Bancos (Asoban), Marcelo Trigo, anunció en la inauguración del evento que están en la misma sintonía con la entidad reguladora para el tema digital.

Entretanto, la directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), Ivette Espinoza, dijo que la entidad tiene una normativa amplia en esta materia, y ya se tiene un avance con la incorporación de las billeteras móviles.

Espinoza sostuvo que el costo de la transacción digital es menor; pero también están observando la innovación tecnológica, identificar los nuevos servicios financieros y losproveedores que se incorporan al ámbito financiero.

DESAFÍOS

Entretanto, el experto en la industria financiera de Sap, Francisco Carlos, dijo que a nivel mundial este sector avizora cambios importantes, y ya se pone en el mercado mundial la inteligencia de datos, cuya propuesta significa cómo las instituciones generan información de sus clientes para conocerlo y ofrecerles productos.

La inteligencia de datos permite a las entidades hacer más con menos, hacer más efectiva la operatividad y reducir costos, mencionó a tiempo de señalar que la industria financiera es altamente regulada debido al riesgo, que es un tema preponderante.

TENDENCIAS

Carlos informó que a nivel mundial ya se presentan varias tendencias en materia de digitalización, como el enfocar un set de ofertas para los clientes, además de analizar el historial de usos y productos, y ahí colocar la siguiente oferta.

Pocos bancos consiguen esos logros, señaló a tiempo de indicar que por lo general los bancos tienen un sistema para cada producto, a nivel tecnológico genera silos de información para buscar producto o servicio siempre personalizado, tendencia que los clientes buscan.

Es por ello que Carlos afirma que los datos se convierten en algo indispensable, ya que dependerá de éstos el servicio que se pueda tener para los clientes, pero no sólo el usuario busca este beneficio sino que integrar su información de varias cuentas en una sola, que todavía es complicado.

Es por ello que se promueve el open banking, es decir banco abierto, que busca abrir las puertas base de datos para intercambiar información con consentimiento de los clientes.

DIGITALIZAR

Carlos pregunta qué se busca, digitalizar el banco o la banca?, como empresa o como sistema financiero?, y responde que es vital en ambos casos. “La banca es necesaria, todos necesitamos ser bancarizados, pero no necesariamente a través de un banco”, apuntó.

A esa interrogante va la innovación, que prácticamente busca nuevos clientes dentro del mercado, y ofrecer servicios diferenciados, es por ello que la banca digital mejoró el servicio, ser más eficiente, redujo costos y simplificó procesos, pero todavía el camino es largo.

Es por eso que reflexiona al indicar que los servicios deberán ser flexibles, es decir que el producto tiene que adaptarse a la persona y no todo lo contrario, y para ello para el sector debe avanzar en alianzas con otras empresas para lograr nuevos negocios.

Sap ya tiene una gama de productos, y viene trabajando con varias entidades financieras a nivel mundial, de diferente tamaño. Mencionó que Sap realiza 250 millones transacciones y mueve 70 trillones de euros.

El Diario