Una doctoras atiende a un paciente en Arani

Roxana Chambi, una madre de familia de 23 años, esperó ayer desde las 4 de la madrugada en el hospital de segundo nivel Manuel Ascencio Villarroel de Punata para sacar una ficha de pediatría para su niña de dos años. Tras varias horas de espera, le dijeron que no podían atenderla porque primero debía ir a un centro de primer nivel. “Es un perjuicio”, dijo.

Roxana tuvo que ir al nosocomio de primer nivel del mismo nombre, ubicado a pocos metros, para esperar toda la mañana la hoja de referencia, requisito ineludible para la atención del Sistema Único de Salud (SUS) que entró en vigencia el 1 de marzo.

Los Tiempos visitó ayer cuatro centros de salud en Punata, Cliza y Arani y constató que el SUS presenta colapso en consultas externas, falencias en los procedimientos operativos e insuficientes recursos humanos para afrontar el incremento de los beneficiarios.

“Con el SIS (Seguro Integral de Salud) estábamos bien, directo nos atendían, ahora tenemos que esperar que nos manden de aquí allá”, añadió Roxana.

Otra madre de familia indicó: “Nos han dicho que regresemos a la una de la tarde, tengo que esperar para sacar la hoja de referencia, para Ginecología”.

Asimismo, en el hospital Manuel Ascencio Villarroel, de segundo nivel, se evidenciaron filas de pacientes que esperaban beneficiarse del SUS.

Un ciudadano de 60 años esperaba inscribirse al SUS para ser referido a un otorrinolaringólogo, en un centro de tercer nivel, esperanzado de quedar exento de los cobros.

Un médico internista contó que a diario atiende entre 20 y 26 pacientes. Manifestó que existen pacientes que pagaron su consulta, porque no fueron referidos de un centro de primer nivel; sin embargo, otros se beneficiaron de la consulta y los medicamentos.

“Si llega con la referencia de primer nivel, está siendo atendido”, agregó mostrando desde su computadora, el expediente médico del paciente.

En tanto, en el centro de salud hospital de Arani, los pacientes aumentaron al menos 50 por ciento.

Uno de los enfermeros del centro hospitalario de Arani informó que desde la implementación del SUS se atiende entre 60 y 70 pacientes por día, cuando anteriormente solo eran entre 40 y 50. El municipio de Arani tiene 9.900 habitantes, pero inscritos en el SUS sólo 2.000 pacientes.

Indicó que la afluencia masiva de pacientes generó, de momento, el colapso de consultas externas, y que la atención es acelerada. “Ya se ha previsto los medicamentos; en cuanto al personal, se mantiene el mismo”, añadió.

Contó que se realiza la entrega de hojas de referencia y la derivación a centros que ofrecen especialidades médicas.

Por otra parte, en el Materno Infantil San Juan de Dios de Cliza, la atención es normal y se prevé que el colapso se dé recién en los próximos meses.

“El municipio está cumpliendo con los insumos para la atención del SUS. La gente sí está acudiendo, hoy yo atendí ocho pacientes, dos son del SUS”, relató un médico del materno infantil de Cliza.

El médico reconoció que, por el momento, no se evidencia colapso en los centros de primer nivel, y que se implementó el SUS sin dificultades porque los requerimientos son mínimos, hasta ahora se cubrió la consulta regular, que es gratuita. No obstante, el colapso lo enfrentarían los centros de segundo y tercer nivel, porque a estos serían derivados las patologías o servicios especializados.

70 pacientes por día en Arani. Según médicos del lugar, en el hospital de Arani se atienden entre 50 y 70 pacientes por día, en comparación de los 40 o 50 de antes del SUS.

500 MIL INSCRITOS EN COCHABAMBA

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Rodolfo Mena, informó que más de 500 mil personas se inscribieron al SUS en Cochabamba.

Agregó que el SUS benefició, hasta el momento, a 21.070 personas con atención médica gratuita en los 48 municipios de Cochabamba. La autoridad anunció que el Gobierno prevé firmar convenios con hospitales privados para reforzar la atención de pacientes del SUS.

Por otra parte, ayer algunos municipios de Santa Cruz y médicos que estudiaron en Cuba protestaron exigiendo que esa Gobernación firme el acuerdo para implementar el SUS.

“PRUEBEN QUE SE CONTRATÓ EXTRANJEROS Y RENUNCIO”

REDACCIÓN CENTRAL

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, ratificó ayer que el Gobierno no contrató médicos extranjeros para la atención en el Sistema Único de Salud (SUS), y remarcó que, si demuestran que eso es cierto, renunciaría a su cargo.

El pasado viernes, la Ministra de Salud fue interpelada a petición del diputado opositor Amilcar Barral sobre la implementación del SUS y la presunta contratación de médicos cubanos para este seguro gratuito, algo que también fue advertido por algunos galenos.

El legislador denunció que existe un convenio que permite que médicos de la Brigada Cubana perciban un sueldo de Bs 7.096, además de otros beneficios como comida y transporte.

Ante ello, Montaño indicó que tales aseveraciones son “falsas”, aunque reconoció que los convenios en cuestión existen, pero que se suscribieron en anteriores Gobiernos.

Asimismo, la autoridad aseguró que el SUS no afecta a las cajas de la seguro social a corto plazo correspondientes a los trabajadores asalariados.

Los Tiempos