VISTA ESTE LUNES DE UN BARRIO SIN LUZ ELÉCTRICA, EN CARACAS (VENEZUELA)

El Parlamento de Venezuela, de mayoría opositora, autorizó ayer al jefe del Legislativo, Juan Guaidó, que se proclamó presidente encargado del país en enero pasado, declarar un “estado de alarma nacional” debido a la “calamidad” que atraviesa la nación por un apagón que cumple cuatro días.

Los diputados de la bancada opositora aprobaron de forma unánime el decreto, que se entiende “como modalidad del estado de excepción” y regirá por 30 días.

Venezuela sufre desde el pasado jueves un fallo del servicio eléctrico que afecta aún a gran parte del país, y que, según el Gobierno de Nicolás Maduro, ocurrió luego de un “ataque cibernético” a la central hidroeléctrica de Guri, que abastece a cerca del 70 % del territorio.

Asimismo, al menos cinco comercios fueron saqueados en Caracas y en el estado de Zulia en medio del fallo eléctrico que desde el jueves mantiene a casi toda Venezuela con apagones.

En Baruta se registraron, durante la noche del domingo, dos hechos vandálicos contra comercios que sufrieron pérdidas de mercancía y de un mobiliario que resultó destrozado.

El Diario