SALA DE ESPERA DE UN HOSPITAL DE TERCER NIVEL EN LA PAZ

A pesar de no contar con los medios, los médicos de La Paz atienden en el marco del Sistema Único de Salud (SUS) y responsabilizan al Gobierno la falta de provisión de fármacos, según informó el secretario ejecutivo del Sindicato Médico y Ramas Afines (Sirmes), Fernando Romero.

“El manejo técnico de laboratorios, medicamentos e insumos, está totalmente carente de recursos y es obligación del Ministerio de Salud resolver”, dijo el dirigente; asimismo, recordó que corre el plazo de diez días para que el Ejecutivo proporcione condiciones mínimas que faciliten la atención en el marco del seguro único, implementado por el Gobierno desde el 1 de marzo.

“Uno de los problemas que aqueja a los hospitales de La Paz es la carencia de medicamentos e insumos que limita dar una adecuada atención a los pacientes”, dijo el titular del Sirmes.

Aseguró que en los hospitales de tercer nivel se inició la atención; sin embargo, no se puede realizar estudios, ni dar recetas, ni internaciones porque no tienen condiciones.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, respondió a la molestia de los médicos de La Paz, argumentando lo siguiente: “Cómo quieren que entremos a trabajar, invertir en equipamiento y medicamentos al Hospital de Clínicas, si le prohíben al Gobernador, Félix Patzi, que firme el convenio intergubernativo, es un contrasentido”.

A decir de Montaño, el Colegio Médico de La Paz está generando una “trampa en sí misma”. “Mientras no se firme el convenio no se podrá dotar de nada a los hospitales del departamento”, sentenció.

También informó que un Decreto Supremo permitirá a los municipios la compra directa de medicamentos con sus propios recursos (15.5 % de la coparticipación tributaria), agilizará y facilitará los procesos de adquisición y “de ninguna manera se romperán los procesos de transparencia”.

Señaló que los municipios serán sometidos a cualquier control o auditoria que se requiera. Una de las problemáticas para los municipios es la demora en los procesos de licitación, porque no se encuentran proveedores de los fármacos.

Mientras tanto los médicos observan esa medida, ya que podría dar lugar a irregularidades en la adquisición de los medicamentos.

El Diario