El entrenamiento del primer equipo rojo, en el complejo de Alalay, ayer.

El plantel de Wilstermann emprendió ayer viaje a Curitiba para visitar este jueves a Atlético Paranaense (20:00 HB), por la segunda fecha del grupo G de la Copa Libertadores de América 2019. El objetivo es plantear un partido inteligente y así recuperar unidades perdidas en casa ante Boca Juniors.

“Es el partido más importante del año porque perdimos puntos como local, así que debemos recuperar las unidades afuera, eso está claro. Intentaremos plantear un partido inteligente para seguir con ilusión en la Copa Libertadores. Lo haremos controlando el partido, controlando al rival, porque sabemos que ellos tienen jugadores muy importantes. Debemos ser sólidos y mantener  el cero en el arco”, aseguró el volante Fernando Saucedo.

Para esta visita Wilstermann tiene una importante inyección anímica: la victoria 0-3 en Oruro ante San José, resultado que lo mantiene aún expectante en el torneo Apertura.

Más allá del resultado obtenido en Oruro, en Wilstermann cambian el chip del certamen local por el de la Copa Libertadores. Hay necesidad de sumar los tres puntos (o al menos uno) para no relegarse en la fase de grupos.

“Estaremos toda la semana afuera, pero este cotejo será muy importante para seguir ahí y no quedarnos afuera con pocos partidos”, acotó Moisés Villarroel, volante ofensivo rojo y que fue artífice de la victoria ante el Santo.

El Aviador viajó ayer a Santa Cruz, desde donde hoy continuará su periplo hasta Curitiba.

Para esta ocasión, la delegación roja no tendrá bajas y también estarán presentes aquellos jugadores que no actuaron ante San José, es el caso de Alex da Silva y Cristian “Pochi” Chávez, piezas fundamentales del esquema de Miguel Ángel Portugal.

Además, la confianza del gol y el arco en cero llegan en un momento ideal para que los rojos puedan encarar el encuentro con tranquilidad.

“El triunfo fue porque el grupo se brindó a un 100 por ciento. El cronograma es apretado, pero tenemos que jugar, ya que es una norma de FIFA. Vamos a jugar (ante Paranaense) de la misma manera que siempre lo hacemos, jugando bien. Wilstermann va recuperando de a poco la identidad de su juego. No será fácil, pero estamos capacitados para lograr un buen resultado”, apuntó por su parte Arnaldo Giménez, portero rojo.

En césped sintético

Para la visita de este jueves, Wilstermann se medirá ante Atlético Paranaense en el estadio Joaquim Américo Guimarães, más conocido como Arena da Baixada, y que en 2014 fue una de las sedes del Mundial de Brasil.

Este escenario fue construido en 1914 y remodelado para tener una superficie de césped sintético, un handicap para el Furacao, ya que el calor reinante en Curitiba se incrementa más en esta superficie. El estadio tiene capacidad de 42.372 espectadores.

El rival, actual campeón de la Copa Sudamericana, viene de encajar dos derrotas en casa, además de caer en el debut 1-0 ante Deportes Tolima.

ITINERARIO DE VIAJE

Cronograma delegación Wilstermann

Lunes 11 de marzo
18:00 Viaje vía aérea a Santa Cruz

Martes 12 de marzo
13:10 Viaje Santa Cruz-Sao Paulo desde el aeropuerto de Viru Viru
17:35 Viaje Sao Paulo-Curitiba desde el aeropuerto internacional de  Guarulhos
18:40 Arribo al aeropuerto internacional Alfonso Pena de Curitiba
19:40 Llegada al Hotel Rayon de Curitiba

Miércoles 13 de marzo
08:00 Entrenamiento del primer plantel de Wilstermann en el complejo de Coritiba FC (a puertas cerradas)
S/H: Reconocimiento del estadio Arena da Baixada (hora por confirmar)

Jueves 14 de marzo
17:50 Salida al estadio Arena da Baixada
20:00 Atl. Paranaense vs Wilstermann

Viernes 15 de marzo
06:30 Viaje Curitiba-Sao Paulo
09:15 Viaje Sao Paulo-Santa Cruz
12:20 Arribo a Santa Cruz. El equipo permanecerá ahí hasta el domingo para jugar ante Blooming (19:30)

Los Tiempos