Juan Guaidó lee un comunicado durante una protesta, ayer en Caracas. | EFE

La Fiscalía venezolana abrió ayer una investigación contra el opositor Juan Guaidó, al acusarlo de estar implicado en un “sabotaje” al sistema eléctrico que según el Gobierno provocó el apagón que paraliza al país desde hace cinco días.

“Anuncio que se abre una investigación (…) en contra del ciudadano Juan Guaidó por su presunta implicación en el sabotaje realizado al sistema eléctrico de Venezuela”, anunció el fiscal general, Tarek William Saab.

Saab destacó que el autoproclamado presidente de Venezuela ha difundido una serie de mensajes que han “exaltado a la violencia” en medio de esta “situación lamentable”.

“En este momento aparece como uno de los autores intelectuales de este sabotaje eléctrico y de este llamado prácticamente a una guerra civil en medio de este apagón”, agregó.

El Fiscal aseguró que esta investigación se suma a otra que se abrió contra el opositor por “usurpación” de funciones del presidente, cuando se juramentó el 23 de enero presidente encargado invocando la Constitución.

“Esto no es casual, se suma a una escalada de eventos violenta a partir de la autoproclamación. El sabotaje eléctrico forma parte de una escalada cada más desesperada por derrocar a un Gobierno legítimamente constituido”, dijo.

Saab recordó además que Guaidó burló la prohibición de salida del país dictada por el máximo tribunal de justicia, cuando cruzó furtivamente a Colombia para encabezar una fallida operación de ingreso de ayuda humanitaria.

Maduro atribuye el apagón a un “ataque cibernético” contra la hidroeléctrica El Guri (Bolívar, sur) por parte de Estados Unidos y la oposición, que a su vez atribuye la crisis a la “negligencia y corrupción” del Gobierno.

La emergencia, el peor corte de electricidad que ha afectado a este país de 30 millones de habitantes, mantiene intermitente el servicio en varios sectores, aunque hay zonas del interior sin luz desde el pasado jueves.

El apagón ha provocado una grave escasez de agua y algunos alimentos, mantiene inestables las comunicaciones y el transporte, y la jornada laboral y estudiantil suspendidas.

Frontera

Las autoridades colombianas impidieron el ingreso al país de 10 ciudadanos venezolanos con vínculos familiares con Nicolás Maduro, informaron ayer fuentes oficiales.

El grupo de personas, entre los que se encuentran Argimiro Maduro Moran, de 52 años y primo del presidente, junto con su esposa y tres hijos, intentó ingresar el lunes por el paso fronterizo de Paraguachón, en el departamento de La Guajira, en el extremo norte del país, fronterizo con Venezuela.

Según el director de Migración Colombia, Christian Krüger, los inadmitidos dijeron que querían visitar Riohacha, capital de La Guajira, y permanecer allí unos días mientras se soluciona el apagón que sufre Venezuela desde el jueves pasado.

EEUU ANUNCIA NUEVAS SANCIONES

El delegado de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, advirtió ayer que “muy pronto” habrá “importantes” sanciones adicionales contra instituciones financieras vinculadas al Gobierno de Caracas.

“Va a haber más sanciones contra instituciones financieras y más revocaciones de visa muy pronto”, advirtió el emisario estadounidense en una rueda de prensa.

Abrams explicó que la decisión de retirar a los diplomáticos estadounidenses que permanecían en el país está en línea con la postura adoptada por Washington cuando ordenó a finales de enero el retorno de sus trabajadores “no esenciales”.

Los Tiempos/Agencias