Serginho (izq) y Moisés Villarroel (der) felicitan a Jorge Ortiz luego de haber convertido el segundo tanto de la noche.

El equipo de Wilstermann le quitó ayer el invicto a Nacional Potosí, que perdió (2-0) en su visita al estadio Félix Capriles, donde no encontró el camino del gol como había sucedido el pasado martes en la Copa Sudamericana.

Con esta derrota, el equipo de la Villa Imperial es colíder con Blooming. Solo el gol diferencia (más 17 contra más 13) le permite estar en el primer lugar. Cada uno tiene 28 tras 13 jornadas.

La derrota de Nacional Potosí sella la caída del último invicto de la competencia doméstica, tras doce partidos en los que mantuvo esa condición, aunque ayer ya no pudo sostener más pese a tener posibilidades para empatar o ganar. El martes, le había sucedido frente al Zulia FC, en la Villa Imperial, donde perdió (0-1) sobre el final de compromiso que había dominado en todo el partido.

Ayer, los rojos vallunos se pusieron en ventaja en el minuto 7. Pase de Cristian Chávez a Serginho por el sector izquierdo, corrida del brasileño y centro al ras del piso para que su compatriota Lucas de Souza llegue a la pelota y rematar cruzado ante la mala salida el arquero Javier Rojas.

En la el complemento, llegó el segundo de Wilstermann. Un tiro libre potente de Jorge Ortiz, se estrelló en travesaño y la pelota pico dentro el arco de Rojas, en el minuto 74, uno después de la doble amarilla a Luis Aníbal Torrico.

El Diario