Entrevista a Delio De Martino

Gaceta Hoy entrevista a Delio De Martino, un joven estudioso de procesos comunicativos y profesor de la Universidad de Valencia y de la Universidad Telemática Giustino Fortunato, a propósito de su reciente novela "La Sirena de los dos mares", publicada en Italia.

0
494
Foto de Delio de Martino

1. ¿Qué representa para Delio De Martino la novela «La sirena de los dos mares»?.

Es mi primera publicación narrativa después de diez años de publicaciones académicas. Y es sobre todo mi intento de expresar artísticamente la angustia personal y de una generación que no encuentra su sitio en el mundo después de haber estudiado y haberse empeñado por años y años detrás de la quimera de una vida satisfactoria que parece no llegar nunca.

Además, esta novela representa la queja hacia una sociedad que no tiene un plan de desarrollo sostenible social y ecológico, y a la vez olvida su pasado, su literatura y todo el patrimonio cultural que podría explotar.

El protagonista, Alessandro, durante un viaje en coche se queda solo en una tempestad tóxica de una industria de una ciudad del sur Italia, Táranto, con un pasado arqueológico, histórico y literario inmenso pero hoy en día famosa sobre todo por las contaminaciones de su industria. Bloqueado al lado de la carretera que bordea el complejo industrial de la ciudad, para sobrevivir a Alessandro le quedan tan solo sus pensamientos,  sus recuerdos personales y el imaginario mítico-literario e histórico del pasado de la ciudad.

2. Abundan en las páginas una historia de gran soledad. Según usted, ¿ésta es de algún modo la soledad actual de muchos jóvenes adultos, llenos de un “hiper-moderno” océano mediático?.

Sí, la tecnología puede acercar pero muchas veces acaba alejando sobre todo a los jóvenes. Proponiendo modelos de vida inalcanzables, estimulando el narcisismo sin límites, relaciones cortas y efímeras, empujando una sociedad de la imagen que se detiene en la superficie de las cosas sin estimular una reflexión crítica, la tecnología mal utilizada puede dañar a los jóvenes. Alessandro, quedando sin campo en el móvil y sin posibilidad de conectarse en internet finalmente se da cuenta de cómo la tecnología ha contribuido a construir su soledad.

Así durante la novela reflexiona sobre los nuevos y viejos medios de comunicación que han cambiado la historia del hombre y sobre clásicos literarios como 1984 de Orwell, donde se anticipa una sociedad totalmente bajo el control de las cámaras.

3. Para los críticos literarios, toda la novela está marcada por alusiones explícitas o tácitas a capítulos de la gran historia y cultura del pasado, especialmente, la Divina commedia. ¿Qué significado tiene en la vida de Alessandro, la obra de Dante?.

Como para todos los italianos Dante es el padre de la cultura y de la lengua italiana. En el caso de Alessandro aún más porque él ha estudiado su obra también en la universidad. Cuando se queda bloqueado con su coche en la tempestad de dioxina se encuentra en un escenario infernal y, debido a las exhalaciones tóxicas, tiene alucinaciones vinculadas con la obra de Dante. Además en su coche tiene una copia de la Divina Comedia que lee y le estimula reflexiones sobre Dante y su obra, las cuales siempre vincula a su infierno personal.

Pero, más en general, toda la novela se puede leer como una libre reescritura del infierno de Dante. Los capítulos son 34 como en la primera cántica de la Commedia y muchas son las referencias explicitas o implícitas a personajes dantescos. Ejemplos son, al principio de la novela, los tres perros que citan las tres bestias encontradas por Dante en el momento de su pérdida en la selva oscura. Otros personajes fácilmente reconocibles son el Caronte-vigilante de la playa del capítulo tercero, las furias y personaje explícitamente citados como Virgilio o Pirro.

Hasta la sirena del título es una citación dantesca porque cita la sirena con la que Dante sueña en el canto XIX del Purgatorio. Aquí Dante se duerme y sueña con una sirena que en realidad es una mujer muy fea, apestosa y tartamuda. En la Commedia esta sirena es la alegoría de los bienes terrenos que parecen lucir pero en realidad son una damnación para el hombre. En la novela esta sirena se podría interpretar como la metáfora de la industria de Táranto que prometía trabajo y prosperidad y al final ha acabado contaminando y causando muchos problemas de salud a la población.

Al primer vistazo el final, donde la sirena promete salvar al protagonista, aparece optimista pero si se lee teniendo en cuenta el hipotexto de Dante el fin de la novela se revela más problemático.

4. Umberto Eco, ha escrito el ensayo “Apocalípticos e Integrados” en 1964, en el que arroja luz sobre el problema de la cultura de masas. Por un lado, la de los apocalíticos, que ven en ella la “anticultura”, y el de los integrados, que creen optimistamente que estamos viviendo una magnífica generalización del marco cultural. Delio de Martino, como profesor universitario, ¿usted considera que de alguna manera las nuevas tecnologías representan un salto cualitativo que mejora el aprendizaje, pero que por otro lado, la adicción a las nuevas tecnologías es un problema que atañe a la sociedad actual?

Seguramente. Este año estoy trabajando en una universidad telemática, la Giustino Fortunato de Benevento (una ciudad cerca de Nápoles) y allí me estoy dando cuenta de las increíbles posibilidades que la tecnología ofrece a la didáctica. Gracias a internet y a las infraestructura la universidad telemática ofrece la oportunidad de estudiar incluso a muchas personas que de otra manera no habrían podido estudiar por problemas de trabajo, horarios, logísticos, etc. Además la tecnología ofrece muchos servicios que favorecen el aprendizaje y facilitan el proceso de estudio.

El problema es el uso de la tecnología que nuestra sociedad promociona. Internet y los nuevos media son un instrumento lleno de posibilidades expresivas y didácticas, pero que la mayoría de los jóvenes utiliza sin sentido crítico. Así a menudo Internet se trasforma en un canal que  proporciona modelos de vida inaceptables socialmente, que estimula los sentimientos peores del hombre y se vuelve en una especie de droga mediática con relativos problemas de adicción. El problema es que a menudo los jóvenes de hoy tratan de rellenar el gran vacío interior a través de internet y al final acaban comparando contantemente su vida con los modelos impuestos por los persuasores ocultos. La frustración que nace de esta alienación contribuye a transformarlos en esclavos del mercado global.