Un grupo de legisladores de la oposición firmaron una carta remitida al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el pasado 1 de abril, pidiendo que éste interceda ante la Organización de Estados Americanos (OEA) contra la intención del presidente Evo Morales que pretende ser reelecto de forma indefinida y “así consolidar una dictadura totalitaria en Bolivia”

Los firmantes son Carmen Eva Gonzales, Amilcar Barral, Enrique Siles, Agustín Condori, Norma Piérola, Susana Campos, Cira Castro, Yeimi Peña, Rodrigo Valdivia, María Eugenia Calcina, Isabel Villca y Édgar Rendón. Además de Alain Claros del Movimiento Humanista de Bolivia, Roger Martínez, identificado como fundador de la Real Oposición Boliviana y María Anelín Suárez, del movimiento #LasCallesBolivia.

En el primer párrafo de la misiva escrita en idioma inglés, que explica la situación de Bolivia referida a la repostulación de Evo Morales, sostiene: “Nos dirigimos a su autoridad en condición de senadores y diputados del parlamento boliviano y plataformas ciudadanas para solicitarle muy respetuosamente tenga a bien interceder en América Latina y evitar que Evo Morales vuelva a postularse a la Presidencia de Bolivia”.

El documento en inglés tiene la fecha de envío del 5 de abril y fue recibido el 9 de este mes. En tanto, que la carta en español está fechada el 1 de abril con el Cite: cte.v.r.l. Nº 037/2019-20, dirigida al “Excelentísimo Señor Dn Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos de América”.

En el último párrafo de la nota indica: “Señor Presidente, por todo lo expuesto solicitamos a su excelencia intervenga ante la Organización de Estados Americanos (OEA) para que la misma se pronuncie ante la Comunidad Internacional y de esta manera se evite la consolidación de la dictadura totalitaria de Evo Morales Ayma en Bolivia”.

Entretanto, en el país el presidente Evo Morales encabezó los cuestionamientos del oficialismo contra los legisladores firmantes: «No puedo entender que haya bolivianos que pidan la intervención de #EEUU en asuntos internos. Quieren ver de nuevo bases militares extranjeras en #Bolivia, ministros disfrazados de vaqueros para el 4 de julio y leyes hechas en bufetes norteamericanos. El pueblo no lo permitirá», escribió el jefe de Estado en su cuenta en Twitter.

El presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, aseguró que los legisladores de la oposición, que demandaron una intervención de Estados Unidos (EEUU) en Bolivia, deberían ser juzgados por la Comisión de Ética y los acusó de «antipatriotas».

El ministro de la Presidencia, Ramón Quintana, calificó el hecho como un “complot” y que esa acción merece el repudio de todo el país.

En tanto, la senadora de Unidad Demócrata (UD), Carmen Eva Gonzales, dijo que la carta que enviaron a Estados Unidos tiene el objetivo que “el presidente Donald Trump, junto a parlamentarios de Estados Unidos, puedan intervenir ante la OEA, para que ésta interceda ante la comunidad internacional de los países latinoamericanos e incidan en evitar se consolide una dictadura en Bolivia”.

El senador de UD Yerko Nuñez, indicó que “el Gobierno no puede hablar de soberanía para defenderse de la opinión del parlamento estadounidense porque debería primero respetar el voto del 21 de febrero de 2016, cuando el soberano le dijo a Morales que no puede repostularse”.

El Diario