Líderes ecuménicos regionales se comprometen a mantenerse unidos

0
88

(OIKOUMENE – 9 de julio de 2019).- Los líderes de ocho organizaciones ecuménicas regionales concluyeron una reunión organizada por el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) en el Instituto Ecuménico de Bossey los días 2 y 4 de julio, con el compromiso de permanecer unidos mientras se benefician mutuamente de su diversidad.

Además del CMI, las organizaciones representadas incluyeron la Conferencia de Iglesias de Toda África; Conferencia Cristiana de Asia; Conferencia de Iglesias del Caribe; Conferencia de Iglesias Europeas; Consejo Canadiense de Iglesias; Consejo de Iglesias de Oriente Medio; Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo en los Estados Unidos; y Conferencia de Iglesias del Pacífico.

Las organizaciones firmaron un memorando de entendimiento basado en el texto «Pautas para las relaciones y la cooperación entre el Consejo Mundial de Iglesias y las organizaciones ecuménicas regionales».

El CMI y las organizaciones regionales acordaron que «el movimiento ecuménico es uno, que está arraigado en las iglesias y que es más amplio que los cuerpos ecuménicos que representan».

El CMI y las organizaciones regionales también afirmaron que «su relación es de asociación basada en su fe y compromiso comunes», y acordaron los principios de cooperación que incluyen «buscar la cooperación de manera proactiva en temas prioritarios e iniciativas estratégicas de acuerdo con los planes de los respectivos países». organizaciones «y» buscar la participación mutua en la etapa de planificación de los programas o actividades siempre que sea posible «.

Además, el CMI y las organizaciones ecuménicas regionales acordaron establecer un grupo compuesto por los secretarios generales de las organizaciones para “el propósito de compartir mutuamente, la reflexión conjunta y la acción”. Se espera que el grupo se reúna una vez al año, y la reunión será Convocado y facilitado por el secretario general del CMI.

Las organizaciones ecuménicas regionales también alentaron la cooperación y los programas interregionales, y acordaron compartir información con el CMI sobre tales iniciativas. Además, cuando una organización regional planifica programas o eventos que tienen una importancia para el movimiento ecuménico mundial, «la información, la planificación y la preparación deben compartirse en la mayor medida posible con el CMI desde el inicio del proceso preparatorio».

Las reuniones regionales celebradas como parte de las reuniones o asambleas del Comité Central del CMI se planificarán y llevarán a cabo en consulta con las respectivas organizaciones ecuménicas regionales.

El CMI también planea invertir en una mayor capacidad de personal en relación con el trabajo regional para desarrollar y facilitar una colaboración más estrecha.

El CMI y las organizaciones regionales también escribieron una carta a sus colegas iglesias miembros del CMI en América Latina expresando su pesar por la falta de voz institucional del Consejo Latinoamericano de Iglesias. «El único movimiento ecuménico no se completa con la ausencia del Consejo Latinoamericano de Iglesias en nuestra mesa», dice la carta.